ENTREVISTA A AMPARO MARTÍNEZ VIDAL. IMPORTANCIA DE LA MARCA PERSONAL EN ARQUITECTURA

La marca personal en arquitectura es un concepto maltratado. Pocos arquitectos nos hemos preocupado por cuidarla.

Hacerlo conlleva muchas ventajas, e incluso es casi imprescindible en la realidad actual de la profesión. Uno de los mejores ejemplos de ello es Amparo Martínez Vidal.

Estoy muy contento por haber podido hacerle esta entrevista. Además de tener cosas muy interesantes que decir, Amparo es tal y como se muestra en las redes. Es muy natural, es una currante y un ejemplo de marca personal potente. Y tiene una gran simpatía.

Coincidimos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Valencia (una buena cosecha la de aquellos años), y aunque a ella no le guste especialmente su nombre, a mí sí. Mi madre se llama igual, y cuando escucho “Amparo” pienso en croquetas.  🙂

Os invito a leer las interesantes respuestas de Amparo a mis punzantes preguntas sobre la importancia de la marca personal en arquitectura.

Marca personal en arquitectura - Amparo Martínez Vidal

Cuéntanos quién eres, Amparo.

Pues como tú muy bien has dicho, soy sencilla y trabajadora, lo que ves, sin dobleces. Me gusta la gente y trato de portarme con los demás como me gustaría que se portasen conmigo. Al menos, se intenta.  🙂

Has hecho muchas cosas y muy interesantes. ¿Nos puedes resumir tu trayectoria?

Pues mira, está la fase «pre-crisis», fui jefa de proyectos en Typsa Murcia y participé en proyectos muy interesantes, como el Pabellón de la Expo de Murcia, los talleres y cocheras del Tranvía, etc. Y luego, la fase de «crisis», en la que coordiné el proyecto de Academia Cimbra, comencé mi andadura en el sector reformas-interiorismo, y lo continué en Madrid. Ahora estoy desarrollando proyectos de tiendas y apartamentos para ejecutivos. Mezclo marketing en retail con arquitectura, lo que me ha llevado a ser consultora para la Cámara de Comercio de Murcia, entre otras cosas… Bueno, he escrito muchos artículos también, me encanta escribir, mi vocación frustrada es el periodismo. Es que mi padre, como buen ingeniero, me lavó el cerebro.  🙂

Acabo de empezar mi andadura como Directora de Estrategia y Comunicación en 24studiolab.com.

Esto me alegra, no sólo por el reto añadido que supone para mí a nivel profesional, sino también porque me doy cuenta de que los estudios de arquitectura empiezan a entender que la comunicación y la difusión de su actividad resulta más que fundamental: se puede producir mucho y muy buen material, pero también hay que darlo a conocer, «sacarlo a la luz «.

Y eso no lo sabe hacer todo el mundo, hay que especializarse, de la misma manera que hay quien destaca en Revit, en Photoshop, etc.

En tus experiencias profesionales has unido arquitectura con otras disciplinas. ¿Cómo de importante es para el arquitecto tener conocimientos más allá de lo que se enseña en la Escuela?

Más que conocimientos, yo considero que los arquitectos deberíamos apoyarnos en habilidades personales, o en talentos innatos. En nuestra profesión hay personas con grandes aptitudes. A quien se le dé bien comunicar, que comunique; si sabes pintar, haz bocetos in situ. Normalmente, cuando te gusta algo, lo haces más, se te acaba dando mejor y te distingue del resto.

¿Cuáles de estas disciplinas introducirías en los planes de estudio de las escuelas de arquitectura?

Pienso que en nuestras escuelas resulta necesario cambiar el «chip » en cuanto a nuestros ritmos vitales.

Me explico: en la carrera se potencian los malos hábitos, se duerme poco, se exigen resultados maravillosos en plazos imposibles.

A muchos arquitectos (me incluyo, todos hemos abusado de nuestras propias fuerzas en un momento dado) nos cuesta gestionar tiempo y recursos, a la vista está ¿Cuántos despachos han sobrevivido a la crisis?

Quizá resulta más importante de lo que parece complementar nuestra faceta artística con cierta practicidad. Un arquitecto que lleva un despacho, ha de ser productivo para perdurar. Echo en falta formación financiera y gestión del tiempo y del cambio.

Por otro lado, los arquitectos contamos buenas historias, pero de un tiempo a esta parte, el público en general no nos entiende. Es importante reforzar los conocimientos de marketing y comunicación dirigidos al público objetivo al que queremos llegar.

Eres un buen ejemplo de marca personal potente, y éste es un aspecto que normalmente los arquitectos no hemos cuidado. ¿En qué momento te planteaste la importancia de cuidarla?

Desarrollé la estrategia de comunicación de Academia Cimbra casi sin pensar, estaba muy ligada a la positividad y a mi carácter, quizá porque soy muy entusiasta. Esa actitud me hizo dibujar los folletos en rosa y cyan. Los «claims» de los cursos iban siempre ligados a un objetivo específico. Me gustaba creer que podía ayudar a las personas con lo que hacíamos allí.

Todo ello me llevó a vincularme enormemente con las redes sociales, porque era la manera más inmediata de difundir los cursos.

Y lo que aprendí como empresaria y profesora, lo continué a posteriori como freelance, no hice más que dar a conocer mi trabajo como sé hacerlo. Realmente me parece divertido, y me lo paso bien compartiendo experiencias con gente de nuestro sector, también de otros ámbitos.

Uno de los principales ingredientes de tu comunicación es la naturalidad que transmites. No hay filtros. ¿Qué satisfacciones e inconvenientes te da?

Las satisfacciones son enormes. Recibir es mejor que dar. Y es incontable la cantidad de personas interesantes que uno conoce por las redes.

Hay de todo, como en el mundo real. Es importante no ser de «piel fina» y entender que las redes sociales son un medio en el que algunas personas vuelcan sus frustraciones, sin mala intención. Comprendo que a veces hablamos de temas complicados y hay quien se siente ofendido. Para que un debate tenga sentido, tiene que ser plural y dar cabida a todo tipo de opiniones.

Otras de tus características distintivas son la hiperactividad (bien entendida) y la versatilidad. No paras. ¿La actividad continuada y variada es importante para cuidar tu marca personal?

Sí, es importante. Si no cuidas a tus amigos, te dejan de llamar. Y si no publicas, también dejan de interactuar contigo. El intercambio de ideas ha de ser constante y fluido. Por eso, si no te gusta el contacto con la gente, a través de las redes o fuera de ellas, también se nota.

En las redes sociales obtienes gran participación cuando expones temas delicados con una gran espontaneidad. El activismo te posee. 🙂  ¿Crees que mantener opiniones firmes es importante para construir una marca personal?

Tener opiniones firmes es importante en la vida, al menos, para mí. Y por eso lo manifiesto. Pero sobre todo, es importante ser auténtico. Si los activismos son impostados, no eres creíble. Y tu opinión no sirve de nada.

¿Qué recompensas en lo laboral te ha traído tener una marca personal potente?

Pues mira, te voy a ser sincera. He atravesado momentos difíciles a nivel laboral, porque me he lanzado a la aventura sin paracaídas. Y a veces, por tomar decisiones arriesgadas, me he encontrado en situaciones complicadas. Por qué no decirlo, a veces uno puede dudar de sí mismo, y entonces, aparece el miedo. Hay gente generosísima que he conocido por las redes y que me ha echado una mano. Y también hay clientes que me han contratado porque se han acordado de que existo por las redes sociales. Sin mi actividad en las redes, mi vida sería mucho más árida, sin duda alguna.

¿Abogas por la especialización para salir adelante en la profesión (por ejemplo, en tu caso, retail)?

En esto no me voy a andar con rodeos: sí.

¿Qué opinas de la precariedad que está instaurada en la profesión? ¿Crees que hay vuelta atrás?

¡Ya has visto lo que comento por las redes! Opino que las instituciones que nos representan hacen muy poco por el colectivo.

Y ahora, más que nunca, resulta necesario que nuestros colegios tomen posiciones y acuerden unos honorarios mínimos, igual que existe un salario mínimo para personal contratado.

Danos un consejo para sobrevivir en el río revuelto en el que se ha convertido la profesión.

Uy, creo que nadie debe aconsejar a nadie. Lo único que puedo decir es que, siempre que aparezca el desánimo, es importante apostar por proyectos que ilusionen, un poquito, al menos. La vida es muy ceniza sin ilusiones. No estoy hablando de temas laborales sólo. Cuando uno se ilusiona, se enfoca.

Muchas gracias a Amparo por prestarse a esta entrevista, por responder con tanto interés y por ser tan amable.

Seguro que os la encontraréis en las redes, pero para ir directos podéis seguirla en su web, Facebook, Twitter y LinkedIn, y en sus publicaciones en 10 Decoración y en el blog de Fundación Arquia.

Espero que la entrevista te haya ayudado a conocer un poco más a Amparo y a interiorizar la importancia de la marca personal en arquitectura.

Tienes una megaguía muy completa y recursos gratuitos para lograr trabajo en nuestro sector en la categoría EMPLEO DE ARQUITECTO.

Gracias por leerme. Que tengas un buen día.

¿QUIERES CONSEGUIR EMPLEO
EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
MINIGUÍA PARA LA PREPARACIÓN DE ENTREVISTAS DE TRABAJO EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA

5 comentarios en “ENTREVISTA A AMPARO MARTÍNEZ VIDAL. IMPORTANCIA DE LA MARCA PERSONAL EN ARQUITECTURA”

  1. Amparo…..me encantaron tus respuestas a la entrebista porque fueron muy sinceras y voy de acuerdo con ellas. Yo pienso que uno estudia, en este caso Arquitectura y al terminar uno comienza a construir su «marca personal» en la Arquitectura y tu especialidad es la que te define con los diferentes medios sociales. No me gustaron tus respuestas…..ME ENCANTARON…..

Deja un comentario