MEJORA TU EMPLEABILIDAD EN LA ARQUITECTURA

Hoy vamos a hablar de cómo mejorar tu empleabilidad en la arquitectura. Puede que estés en paro o en un contexto como los que mencioné en este artículo, o tal vez necesitas un trabajo-dormitorio para la transición hacia tu ocupación soñada como expliqué aquí.

Si estás en cualquiera de las situaciones anteriores y has decidido que quieres trabajar por cuenta ajena, vas a necesitar estar en la mejor disposición para conseguirlo. No es fácil, hay poco trabajo en el mundo de la arquitectura, pero se puede conseguir.

Te voy a dar algunas claves sencillas para mejorar tu empleabilidad en la arquitectura y para que resultes más contratable. Es una aproximación a vista de pájaro que iré ampliando en detalle en próximos artículos. Un pequeño índice:

Empleabilidad en la arquitectura

Cuida tu estado mental

Quedarte sin trabajo puede ser un hecho traumático, especialmente si llevas mucho tiempo ocupado. Para empezar, suele ser un golpe para la autoestima. De pronto, no te quieren y no eres útil, por lo que te sientes poco valorado.

Es importante que entiendas que en casi todos los casos no tiene nada que ver contigo. Normalmente, son circunstancias externas a ti las que te hacen perder el trabajo, especialmente en estos tiempos de crisis. También es posible que hayas cometido errores, en cuyo caso no debes machacarte. Aprende, saca conclusiones y mira hacia delante.

El ego se ve golpeado, y puede que pienses que tú no te mereces estar en esa situación porque vales mucho. Seguramente tienes muchas virtudes, pero la justicia en estos casos no existe, son las circunstancias, tus competencias y el saber aprovechar las oportunidades lo que más cuenta. Huye del papel de víctima, no te va a beneficiar.

Lo repito constantemente, pero lo volveré a decir: tu actitud es tu quinta fachada. Una actitud positiva, proactiva, enfocada y vital ayuda mucho de cara a encontrar opciones y a los ojos del empleador.

Tu actitud es tu quinta fachada. Cuídala #coaching #arquitectura #empleabilidad Clic para tuitear

Dice Rudyard Kipling que “El éxito empieza con la voluntad”. Tu voluntad será lograr una buena empleabilidad en la arquitectura.

Déjate ayudar y permanece conectado

Puedes buscar apoyo en tu familia y amigos, te lo darán de diversas maneras. A veces queremos mostrarnos duros como rocas ante ellos, pero es bueno admitir que necesitas ayuda porque estás en una situación difícil.

No se trata de hacerte la víctima, se trata de transmitirles los hechos por si te pueden ayudar. A veces surge una oportunidad de trabajo a través de un amigo, por ejemplo.

Es importante también no caer en la desconexión. Al perder tu trabajo dejas de tener contacto con mucha gente con la que compartías tu vida laboral.

Se supone que tienes más tiempo para relacionarte, pero muchos de tus amigos tienen sus propias ocupaciones y, poco a poco, te vas desconectando también de ellos. Si además no estás muy bien de ánimo, la cosa empeora.

Intenta no desconectarte. Puedes seguir viendo a tus excompañeros de trabajo, a gente de tu sector, ir a eventos de networking, charlas, reuniones de amigos… Cualquier cosa que te mantenga relacionado, porque eso multiplica de manera exponencial la posibilidad de encontrar oportunidades. Mantente visible.

Evalúa tu situación económica

La economía suele ser en estas situaciones el elemento de presión más significativo, porque de algo hay que vivir. Sé consciente de tus necesidades económicas. ¿Cuáles son tus gastos fijos? ¿Cuánto dinero necesitas como mínimo para vivir?

Es buena idea construirse tres escenarios:

  • Escenario de gastos mínimos. Lo constituye el total de gastos que necesitas para vivir de manera decente pero sin caprichos ni alegrías. Alojamiento, suministros, comida, transporte, y todas aquellas cosas sin la que no podrías vivir.
  • • Escenario de “sólo un cacahuete más”. Vendría a ser el anterior, añadiéndole alguna pequeña alegría de la que te cueste mucho prescindir o algún imprevisto. Este escenario nos sirve precisamente para eso, para poder contar con imprevistos.
  • • Escenario de gastos normales. Digamos que es el nivel de vida que llevabas antes de quedarte sin empleo. Es fácil de montar, solamente tienes que mirar los extractos de tus cuentas de los últimos meses y hacer una media. Comparar este escenario con los anteriores te dará una buena medida de lo que debes recortar.

Contando con los posibles ahorros que tengas, si tienes subsidio por desempleo o cualquier ingreso de otro tipo, debes ser capaz de evaluar tu situación económica. Considera un nivel de gastos correspondiente al escenario de “sólo un cacahuete más”, por si las moscas, y evalúa cuánto tiempo vas a aguantar sin encontrar empleo.

Y, por supuesto, te tocará reducir gastos. Es imposible predecir cuánto durará esta situación, así que echa el freno. Tal vez necesites un trabajo-dormitorio, un puesto que, aunque sea precario o no te guste, te permita sobrevivir mientras encuentras uno de verdad.

Construye tu identidad empleable

Tu identidad empleable está formada por todos aquellos elementos que van a facilitar que alguien te contrate. Incluye elementos diversos, algunos muy visibles y otros muy poco visibles pero necesarios. Tu empleabilidad en la arquitectura depende de ellos.

Tu identidad empleable la forman aquellos elementos que facilitan que alguien te contrate #coaching #arquitectura #empleabilidad Clic para tuitear

Es normal que la hayas descuidado, al menos en parte, si has estado trabajando y no necesitabas buscar empleo, pero ahora toca darle un empujón. Algunos de sus elementos son.

          Habilidades, conocimientos, competencias

En los artículos que te he mencionado más arriba explico cómo utilizar el diagrama DAFO para detectar tus fortalezas y debilidades. Hacer uno es muy útil.

Esto te permitirá detectar y evaluar de qué dispones en cuanto a habilidades, conocimientos y competencias en relación a las necesidades del mercado.

Una vez hecho, te recomiendo dos cosas:

  • Céntrate más en tus fortalezas que en tus debilidades, aunque con matices que explicaré enseguida. Es una manera de potenciar la especialización, la cual te va hacer mucho más empleable. Si eres muy bueno calculando estructuras, sé el mejor del mundo. Poténcialo.
  • • También habrá unas pocas competencias imprescindibles que necesitarás aprender sí o sí, y en las que tendrás que manejarte con soltura. Detéctalas. Mirar las ofertas de empleo del sector te dirá qué es lo que se pide.

Estos dos puntos definen un tipo de profesional que es el más empleable a día de hoy. Se trata de alguien que domina un campo muchísimo, altamente especializado, pero que también tiene un nivel alto de competencia en unas pocas cosas más.

José Miguel Bolívar, experto en efectividad personal, lo denomina “profesional en T”. El palo largo de la T sería nuestra superespecialización, y los palos cortos nuestras competencias de nivel alto. Veamos algunos de estos palos cortos.

profesional en T

          Más competencias útiles

Los palos cortos de la T en cuanto a empleabilidad en la arquitectura suelen ser cosas como el dominio de programas informáticos para dibujo y representación fotorrealística.

Hoy en día no es suficiente con AutoCAD (digamos que eso se presupone). Deberías conocer además algún otro programa tipo Revit, ArchiCAD o similar. El modelado BIM es ya el presente.

Los idiomas empiezan a ser imprescindibles, no hay más que mirar las ofertas de trabajo. Aquí pasa lo mismo: un buen nivel de inglés se presupone, y deberías tener al menos un nivel medio de algún otro idioma. Esto te facilitará muchísimo las cosas.

¿Qué pasa si no tengo ninguna de estas competencias? Depende. Si tu superespecialización, lo que haces realmente muy bien, brilla muchísimo, tal vez puedas obviar el resto. Pero eso es improbable.

Lo más normal es que te toque aprender algunas cosas nuevas. Hay maneras de hacerlo gratuitamente o casi, hoy en día el conocimiento fluye (idea para un futuro post: recursos gratuitos para adquirir competencias).

De todos modos, no te pongas a hacer cursos sin control, eso es como silbar en la oscuridad cuando tienes miedo. Dirígete a lo que te va a resultar más útil, sobre todo lo que puede ser complementario con tu especialización o un palo pequeño de la T.

ojo con la titulitis. Hay títulos muy rimbombantes y muy caros, pero que después te van a servir más bien para poco. Me vienen a la cabeza algunos masters.

Hacer cursos sin control es como silbar en la oscuridad cuando tienes miedo #coaching #arquitectura #empleabilidad Clic para tuitear

Piensa siempre en la utilidad de lo que aprendas más que en el título.

          Habilidades blandas

Hay otra serie de habilidades no directamente relacionadas con tu profesión que vas a necesitar para mejorar tu empleabilidad en la arquitectura.

Son más generales, las llamadas habilidades blandas. Desenvolverte bien con ellas te va a resultar casi imprescindible en los entornos laborales de hoy.

Me refiero a cosas como flexibilidad y capacidad de adaptación al cambio, efectividad personal, capacidad de trabajo en equipo, habilidades sociales, autoconocimiento, proactividad…

También podríamos hablar de competencias digitales. La habilidad para moverse con soltura en los entornos digitales es ya una necesidad básica, puesto que gran parte de la actividad profesional se produce en la red, y esto va a más.

          Lo más visible

Seguramente hace mucho tiempo que no actualizas tu Curriculum Vitae. Hazlo, puedes lavarle la cara.

Que quede muy claro desde el principio en qué eres especialista. Después, los palos pequeños de la T. No tardará en llegar el día en que nadie necesite pedirte tu CV, pero hoy sigue siendo necesario para mejorar tu empleabilidad en la arquitectura.

Ten en cuenta que hacer un CV es una labor de síntesis: los que tienen más de dos hojas, están destinados a la papelera.

Prioriza. Pon la formación más significativa, tu experiencia, tus habilidades, algunas referencias a trabajos propios y poco más. Eres una persona creativa, cuida el diseño.

Te puedes plantear también un CV en vídeo, aunque para selecciones de personal masivas puede ser perjudicial, puesto que requiere de cierto tiempo para el visionado, por lo que el seleccionador puede pasar directamente de él.

El portfolio es un elemento casi imprescindible para un arquitecto. Dependiendo de tu experiencia, tendrás más o menos proyectos realizados. Como con el CV, es mejor sintetizar. Tal vez explicar muy bien los dos o tres mejores y hacer pequeñas referencias a algunos más. Si tienes muchos, no los pongas todos, tan sólo menciónalos.

Tener un blog es tu mejor CV. En él puedes transmitir mucho con lo que escribes y con la imagen que das. Intenta que sea un reflejo de tu personalidad, y céntrate nuevamente en tu especialización, aunque incluyas también temas más generales incluso no profesionales.

Y esto nos lleva a hablar de identidad digital, que es también un tema para uno o varios artículos enteros. Tu identidad digital incluye tu blog y todas las acciones e interacciones que realices en Internet, presencia en redes sociales, etc.

Una identidad digital fuerte, con personalidad y que transmita tus valores te hará ser mucho más empleable.

En serio, las empresas empiezan a mirar mucho esto. Algunas, por ejemplo, buscan candidatos en LinkedIn regularmente. Tu identidad digital es una parte fundamental de tu identidad empleable. Cuídala.

Tu identidad digital es parte fundamental de tu identidad empleable #coaching #arquitectura #empleabilidad Clic para tuitear

          Acciones para mejorar tu empleabilidad en la arquitectura

Después de todo lo anterior, ¿qué te queda? Actuar, moverte, trabajártelo.

El networking es la acción clave, no lo olvides nunca. Se dice que el 80% de las oportunidades de trabajo surge a través de conocidos. No sabes de dónde te va a salir una a ti. A mí me ha pasado en las situaciones más surrealistas que te puedas imaginar.

El 80% de las oportunidades de trabajo surge a través del networking #coaching #arquitectura #empleabilidad Clic para tuitear

Hay muchísimos eventos gratuitos, inauguraciones, charlas, cursos, quedadas, actos relacionados con el sector en los que podrás entrar en contacto con conocidos o desconocidos de los que puede surgir algo.

Trata de no parecer una persona desesperada. Por desgracia, eso ahuyentará a casi todo el mundo. Sin embargo, no dejes de hacer saber que eres empleable, que estás buscando trabajo y abierto a posibilidades.

Muestra tu mejor versión, comunica y resalta tus virtudes, sobre todo tu especialización.

¿Has oído hablar del elevator speech (o elevator pitch)? Se trata de transmitir en 30 segundos qué haces y cuáles son las cosas que te hacen especial. Trabájalo y aplícalo a tu caso. También merece un post aparte.

Apúntate a páginas tipo Infojobs, algunas veces salen cosas. Mira las ofertas del Colegio y todas las que puedas encontrar por ahí. Las aplicaciones móviles son ya una opción a tener en cuenta.

Es mejor dirigirte a las ofertas que se ajusten más a tus virtudes y prepararlas bien, antes que disparar a todo lo que se mueve. Tus cartuchos no son ilimitados, enfoca.

El voluntariado es una opción viable según sea tu situación personal. Te abre puertas, te permite conocer gente, te sientes activo y útil. Te puede llevar a más cosas.

elevator speech empleabilidad en arquitectura

No te rindas

Pasará tiempo sin que veas ninguna oportunidad. Habrá puestos para los que ni siquiera te consideren. Harás entrevistas y te rechazarán. No te rindas.

Es importante que te mantengas fuerte mentalmente, que analices qué ha ocurrido, qué has aprendido del asunto y qué puedes mejorar.

Muchas veces verás que son simplemente las circunstancias las que no han cuadrado. Tal vez querían a alguien más joven o han cogido al primo del delineante. Pero otras veces, podrás sacar conclusiones muy válidas para ti.

Lo fundamental es que no te pares. Cada día debes hacer algo por conseguir empleo, aunque sea algo mínimo: mirar ofertas, ir a actos, mejorar una habilidad, aprender algo…

Ahora mismo, tu trabajo es encontrar trabajo, y eso es un empleo a tiempo completo. Si no le dedicas muchas horas y mucha energía, no lo conseguirás.

Seguiremos hablando de ello. Se me ocurren algunos artículos útiles: identidad digital, cómo hacer entrevistas de trabajo, el elevator pitch, recursos gratuitos para aprender habilidades que te ayuden en tu empleabilidad en la arquitectura, networking, habilidades blandas… Y alguno más.

Tienes una megaguía muy completa y recursos gratuitos para lograr trabajo en nuestro sector en la categoría EMPLEO DE ARQUITECTO.

¿Y tú? ¿Estás en el paro? ¿Te estás moviendo para encontrar trabajo? ¿Qué dificultades estás encontrando? ¿Te sirve lo expuesto en este artículo?

Si se te ocurre algún otro tema que te interese o algún comentario, déjalo más abajo. Si te ha gustado el artículo y lo compartes, te lo agradeceré muchísimo.

Gracias por leerme. ¡Que tengas un buen día!

¿QUIERES CONSEGUIR EMPLEO
EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
MINIGUÍA PARA LA PREPARACIÓN DE ENTREVISTAS DE TRABAJO EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA

4 comentarios en “MEJORA TU EMPLEABILIDAD EN LA ARQUITECTURA”

  1. Hola Joan.
    Me ha gustado tu artículo. Sobretodo que incidas en el hecho de dominar otras «habilidades blandas» y también en actuar. Ser proactivo me parece fundamental. Ser consciente de que va a ser enormemente complicado encontrar un trabajo si no actuamos es fundamental, sobretodo para lograr ese objetivo…
    Feliz día!
    Paula

    • ¡Hola, Paula!

      Efectivamente, más allá de las técnicas que uses o las competencias que tengas, lo importante es darte cuenta de que si buscas empleo, ése es precisamente tu trabajo. Debes dedicarle horas y esfuerzo y ser, como dices, muy proactivo. Si no, conseguirás poco.

      Respecto a las habilidades blandas hay muchísimo que hablar. Lo dejo para un próximo artículo. 🙂

      Gracias por pasarte y comentar.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario