VOLVER A TRABAJAR DE ARQUITECTO DESPUÉS DE UNA INACTIVIDAD

Volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad puede llegar a ser complicado por la desconfianza de muchos empleadores. Esos huecos en tu trayectoria se miran a veces con extrañeza y prejuicios, de manera suspicaz.

Y lo curioso del caso es que no es raro encontrar a muchos arquitectos que se han tenido que dedicar a otra cosa (o incluso a nada) durante un tiempo, dada la situación del sector en los últimos años.

Vamos a ver cómo plantearse el volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad y cómo no despertar esos prejuicios en la gente que te pueda contratar.

Volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad

Justifica los huecos en tu trayectoria

En muchos casos se habla precisamente de eso, de justificar los periodos de inactividad. La propia palabra “justificar” ya tiene una connotación curiosa e induce a pensar que has hecho algo rarito y debes explicarlo.

Evidentemente, esto es muy discutible. Es cierto que un hueco en tu trayectoria puede parecer extraño, pero hay motivos y motivos (o ausencia de ellos) para que eso haya ocurrido.

En estas situaciones se activan muchos prejuicios en el empleador: si no has trabajado es porque nadie te ha querido, o porque has estado haciendo el vago, o porque has valorado más otras cosas que tu carrera y tu entrega a la causa (y eso es una herejía), etc.

Al volver tras una inactividad se activan muchos prejuicios en tu posible empleador #empleo #arquitectura Clic para tuitear

Para volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad, lo primero que debes hacer es procurar no despertar esos prejuicios. No es necesario esconder nada, simplemente se trata de explicar bien las cosas.

         Si no has podido conseguir empleo durante un tiempo

Si es tu caso (como digo, habitual en nuestra profesión), es buena idea que transmitas qué has hecho para intentar conseguir empleo aunque no lo hayas logrado y cómo te has mantenido en contacto con la profesión.

Que se vea que ha sido una búsqueda bien enfocada y que no te has relajado, que has estado intentándolo.

¿Te has formado? ¿Has adquirido competencias o experiencias que te puedan resultar útiles? ¿Te has mantenido en contacto con otras personas que sí trabajaban? ¿Conoces el sector?

Sobre todo, se trata de mostrar que has seguido teniendo ganas de trabajar de arquitecto y que has aprovechado el tiempo, que no te has quedado desactualizado.

Suele haber temor por parte del empleador ante un posible desconocimiento de la normativa o pérdida de la conciencia de cómo se hacen las cosas, manejo de programas informáticos, etc. Debes ser capaz de transmitir que no es tu caso, más allá de la comprensible falta de rodaje.

Haberte formado en las cosas adecuadas te ayudará mucho a volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad.

         Si te has dedicado a otras cosas fuera del sector

Hay que ganarse la vida. Muchos profesionales de la arquitectura se han dedicado durante estos años a actividades alejadas de ella para sobrevivir.

Puedes haber trabajado en otro sector, y aunque no hayas estado en el paro eso hay quien lo interpretará como una discontinuidad en tu trayectoria. En realidad lo es, pero no significa la muerte profesional.

Tal vez te hayas inclinado por un voluntariado, hay bastantes personas que lo han hecho. O por viajar y conocer cómo es hacen las cosas en otros países. O por formarte de manera intensiva.

Puede que hayas intentado emprender por tu cuenta. Incluso si no ha salido bien, te habrá dado una serie de experiencias valiosas.

En estos casos debes intentar conectar lo que has hecho con el tipo de trabajo al que puedes aspirar como arquitecto.

¿Qué has aprendido? ¿Has adquirido competencias? ¿Tienes nuevas experiencias? ¿Has crecido como persona?

Por ejemplo, si has estado trabajando en unos grandes almacenes, ¿has aprendido a vender?

Si has vivido en el extranjero, ¿dominas idiomas? ¿Sabes sacarte las castañas del fuego de manera autónoma en entornos complicados?

En un voluntariado, ¿has aprendido algún sistema constructivo tradicional que puedas aplicar de algún modo para algo? ¿Has mejorado tu capacidad para gestionar y trabajar en equipo?

Muestra todo lo que has aprendido durante tu inactividad y cómo eso sirve para un puesto #empleo #arquitectura Clic para tuitear

         Si has estado fuera por circunstancias personales

No todo en la vida es trabajar, y a veces ocurren cosas que nos obligan a elegir.

Hay personas que se han dedicado a tener hijos y criarlos durante un tiempo. También a cuidar a un familiar por una enfermedad. Muchas tuvieron que hacerse cargo de alguna situación personal que les impedía dedicarse a su carrera con más energía.

Dependiendo de quién tengas delante, estas situaciones a veces pueden restarte muchos puntos. Desgraciadamente todavía hay mucha gente que opina que lo profesional y lo personal pueden separarse en compartimentos estancos y que tu desempeño laboral debe estar siempre a tope independientemente de todo lo demás.

Para empezar, elige hasta dónde quieres explicar. Volvemos al punto del grado de sinceridad que quieres aplicar cuando estés, por ejemplo, en una entrevista. Es algo que debes decidir tú, pero con conciencia de las consecuencias, de tu urgencia por trabajar y de cómo lo va a valorar la persona que tienes delante.

Aquí también puedes rescatar lo que has aprendido en el tiempo que has pasado dedicándote a otras cosas y utilizarlo.

Por las redes sociales circula una historia divertida de una chica que pasó un par de años sin trabajar dedicándose a sus gemelos recién nacidos. A la vuelta, ponía de manifiesto todo lo que había adquirido en ese tiempo: capacidad de decisión, gestión del estrés, trabajar bajo presión, multitarea…

Monta tu estrategia para volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad

Una vez has analizado bien cómo se puede interpretar ese hueco en tu trayectoria y qué elementos de tus experiencias extra-arquitectónicas vas a utilizar para tu búsqueda, solamente te queda seguir los pasos que te voy explicando en la guía de la categoría EMPLEO DE ARQUITECTO.

Monta tu estrategia para conseguir empleo e incorpora lo que has aprendido durante tu inactividad #empleo #arquitectura Clic para tuitear

De manera muy resumida:

Una fase de autoconocimiento para analizar muy bien tus valores, tu propósito de vida, tus fortalezas y debilidades. Aquí incorporarás todos esos elementos que has identificado como útiles según lo visto en el apartado anterior. Después, traduce todo ello en una propuesta de valor personal.

Una fase de diseño de tu identidad empleable, con todos los elementos que la componen: ecosistema digital, elevator pitch, CV, relato personal… En ellos, recuerda incorporar lo bueno que has sacado de tu experiencia fuera del sector cuando la expliques.

Una fase de promoción, en la cual te harás visible a los empleadores que más te interesen por diversos canales.

Idealmente, todo esto culminará en algún tipo de proceso de selección, normalmente con una o varias entrevistas. En ellas también deberás ser capaz de explicarlo todo con naturalidad y confianza.

Porque sí, puedes tener confianza. Has crecido como persona y profesional aunque no hayas podido ejercer en la arquitectura, y eso es valioso.

Y por supuesto, mientras llevas a cabo todo este proceso, no olvides actualizarte en la medida de lo posible. Fórmate (la formación es cada vez más accesible, incluso gratuita), patea el sector y conócelo bien, amplía tu red de contactos, ponte al día con el software…

Como siempre, no pierdas la motivación

Pues ya ves, volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad puede tener sus dificultades añadidas a una tarea que ya de por sí es exigente, pero no es imposible ni mucho menos.

Desde luego, una inactividad en tu trayectoria profesional en la arquitectura no debe ser algo que te haga desistir de volver a intentarlo en el sector.

Una vez en ello, recuerda que siempre habrá cosas que puedas rescatar de tus experiencias extra-arquitectónicas, y que probablemente algunas de ellas te puedan ayudar en tu nueva andadura en la profesión.

Utiliza todo lo que te ha hecho crecer como persona, fórmate, actualízate y échale horas.

¿Intentas volver a trabajar de arquitecto después de una inactividad? ¿Cómo está siendo la experiencia? ¿Te ponen muchas trabas? ¿Crees que has aprendido cosas útiles fuera del sector que ahora podrás utilizar para ser mejor profesional de la arquitectura?

Gracias por leerme. Que tengas un buen día.

¿QUIERES CONSEGUIR EMPLEO
EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
MINIGUÍA PARA LA PREPARACIÓN DE ENTREVISTAS DE TRABAJO EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA

 

2 comentarios en “VOLVER A TRABAJAR DE ARQUITECTO DESPUÉS DE UNA INACTIVIDAD”

  1. Hola, gracias por tus consejos.
    ¿te parece adecuado incluir en tu CV o comunicar en entrevistas de trabajo que te has dedicado 2 años a estudiar oposiciones (en mi caso de ingeniero civil del Estado)? Y que por motivos personales acabaste dejándolo…. El caso es que siempre he creído que esto es negativo para buscar trabajo en empresas del sector, ya que por un lado pueden pensar que seguirás intentándolo y que tu paso por su empresa durara hasta que saques las oposiciones, y por otro lado que a sido un intento fallido y puede que piensen de ti que no tienes la suficiente capacidad de trabajo, constancia etc.
    Pero por otro lado al estar tanto tiempo estudiando normativa, legislacion, ejercicios prácticos adquieres un conocimiento muy denso y es una pena no destacarlo en el CV o poder comentarlo en entrevistas laborales. ¿que opinas? ¿seria beneficioso nombrarlo y exponerlo o es mejor ocultarlo?

    • ¡Hola!

      Depende mucho del caso concreto, pero en general te diría que sí lo nombraría.

      Así muestras que has estado activo, formándote, en contacto con la profesión aunque sólo fuera desde el punto de vista de la legislación y normativa, y que eres una persona que no se queda quieta.

      ¡Ánimo!

      Un saludo.

Deja un comentario