OPOSICIONES DE ARQUITECTO. LA VIDA DEL DEPORTISTA DE ÉLITE

¿Estás pensando en hacer oposiciones de arquitecto?

Últimamente me encuentro bastantes casos de personas que se lo están planteando, y me preguntan si merece la pena, si cuesta mucho, si se pueden aprobar…

La mejora en el sector no acaba de traducirse en puestos de trabajo dignos y suficientes para todos los arquitectos que salen de las escuelas cada año, así que muchos ven una oportunidad en la Administración.

Opositar sigue siendo una vía para conseguir empleo, difícil y costosa, pero con algunas recompensas.

Yo no suelo recomendar hacer cosas por descarte si no te gustan realmente, pero claro, tener una plaza en propiedad para toda tu vida da mucha seguridad, ¿no?

Veamos ventajas, inconvenientes, qué son realmente las oposiciones de arquitecto y algunas recomendaciones para prepararlas si finalmente te lanzas.

Ventajas de las oposiciones de arquitecto

Las ventajas existen, obviamente, si sacas la plaza.  🙂

Tienes una seguridad. Una plaza en propiedad te garantiza trabajo para toda tu vida, al menos tal y como están las cosas hoy en día. No sabemos si en un futuro cambiará el estatuto del funcionario, pero de momento está así.

Hay acceso también a comisiones de servicio para trabajar en otras Administraciones, posibilidades de promoción interna, excedencias para estar un tiempo fuera de la Administración y que te guarden tu plaza…

La retribución suele ser buena para lo que maneja hoy el mercado. Hace años se consideraba baja, pero comparando con lo que se está pagando en estudios y empresas hoy parece un lujo.

La retribución de los funcionarios hace años se consideraba baja, hoy en día parece un lujo #arquitectura #empleo #oposiciones Clic para tuitear

Trabajar en la Administración, en ocasiones, te dará acceso a proyectos y actuaciones interesantes o de gran volumen en las que muchos arquitectos no tienen ocasión de participar en toda su carrera.

Pero sólo a veces, también puede que te pases la vida haciendo informes.

Inconvenientes de las oposiciones de arquitecto

Prepararlas. Y sacar plaza.

Ten en cuenta que para opositar te conviertes en una especie de deportista de élite durante un par de años. El opositor es un profesional del estudio y todo va enfocado a ese momento concreto, el de las pruebas, como un atleta que prepara una Olimpiada.

Para opositar te transformas en una especie de deportista de élite con un modo de vida sacrificado #arquitectura #empleo #oposiciones Clic para tuitear

Es posible que ese gran esfuerzo no fructifique. Se convocan pocas plazas, hay muchos candidatos, y todo depende de dos o tres momentos clave en los que puedes desde estar enfermo a tener mala suerte.

A veces también hay decisiones de tribunales un tanto incomprensibles

Si sacas la plaza, te encuentras con los inconvenientes propios de trabajar en la Administración. Debes acostumbrarte a un entorno particular, que funciona con una serie de reglas muy claras y marcadas, un ecosistema que puede que no sea para ti (o sí, depende de cómo seas).

Si no caes en la plaza que te gusta y no consigues promocionar o moverte, puedes pasarte el resto de tu vida haciendo valoraciones. Que no está mal, pero a lo mejor no es lo que quieres.

Oposiciones de arquitecto

Lugares a los que opositar

Puedes opositar a algunas Administraciones digamos clásicas, y también a otros organismos diferentes.

  • Ministerio. Por ejemplo de Hacienda, para hacer valoraciones y tasaciones contradictorias.
  • Autonomías. Trabajando en distintas Consejerías, con obligaciones y funciones propias de cada una de ellas. Por ejemplo, controlar proyectos y obras educativas, sanitarias, de bienestar social, etc.
  • Arquitecto municipal. Con una actividad un poco más variada, aunque depende mucho de lo que se haga en el Ayuntamiento correspondiente, del tamaño, equipo político, etc. Desde informar licencias hasta llevar obras municipales, expedientes de ruina y un sinfín de cosas.
  • Universidad. Te tiene que gustar la enseñanza, pero parece un buen sitio para estar. Te da acceso a investigación y contactos interesantes con personas que hacen cosas valiosas.
  • Educación Secundaria. Muy habitual desde la crisis, los institutos se poblaron de arquitectos. Aquí sí que tiene que gustarte la enseñanza, lidiar cada día con adolescentes no es sencillo y el ambiente es complicado.
  • Otros. Posiciones en las que no vas a utilizar tus conocimientos en arquitectura, por ejemplo Técnico de Administración General, Técnico Comercial, Bombero, etc. Depende mucho de cada una de ellas, pero olvídate de trabajar en algo relacionado con la arquitectura. Son salidas posibles, pero no sé si llamarlas oposiciones de arquitecto.

Tipos de oposiciones

Me atrevería a decir que cada oposición es una singularidad en sí misma, pero hay algunos tipos:

  • El más habitual es el concurso-oposición. Se valoran ciertos méritos además de los resultados en las pruebas de selección. Te exige tener algo de experiencia y puntuar conforme a un baremo.
  • Oposición pura. Solamente valora los resultados de las pruebas. Prácticamente en desuso, veo muy pocas oposiciones de arquitecto con este formato.
  • Promoción interna. Una vez dentro, el funcionario tiene ciertas facilidades para moverse o promocionar. Una de ellas es este tipo de oposición, restringida a personas de dentro de la Administración con ciertas condiciones.
  • Bolsas de trabajo. Incluso si no apruebas, o si apruebas pero no alcanzas plaza, puedes quedarte en una bolsa de trabajo y te pueden llegar a llamar para ocupar puestos temporales como interino o similares. Conozco a personas que llevan toda una vida saltando de un puesto de interino a otro sin haber aprobado nunca una oposición.

Algunas recomendaciones para preparar oposiciones de arquitecto

Si te decides a prepararte y lanzarte al mundo de las oposiciones de arquitecto, aquí tienes algunas recomendaciones generales que te ayudarán.

Aquí tienes algunas recomendaciones que te ayudarán si quieres preparar oposiciones de arquitecto #arquitectura #empleo #oposiciones Clic para tuitear

          Modo de vida

Recuerda, eres un deportista de élite. Si quieres ciertas garantías de buenos resultados (que nunca son al 100%) debes ponerte con ello en serio y mentalizarte de que vas a estar mucho tiempo sin salir y sin vivir como el resto de las personas que te rodean.

Pasarás muchos fines de semana estudiando. Tendrás que decir “no” a algunos planes para divertirte o viajar.

Más vale que empieces también a cuidar tu alimentación y a hacer algo de ejercicio, porque estudiar suele implicar un modo de vida bastante sedentario y te conviene cuidarte y encontrarte bien. Eso te ayudará a estudiar mejor e incluso a afrontar mejor el día D.

Diseña unas rutinas, implanta unos hábitos, y piensa que lo que triunfa aquí es la constancia.

He conocido gente brillante que no lo ha logrado. También personas menos destacadas que sí. Trabajo, horas, y un sistema de estudio y un modo de vida bien pensados tienen un gran peso en el resultado final.

Más allá de comer muchos plátanos o de estudiar con un protector para tu espalda.

Oposiciones de arquitecto modo de vida

          Temario de las oposiciones de arquitecto

El temario suele ser una queja casi en cualquier oposición, y mucho más en oposiciones de arquitecto.

Te darás cuenta de que muchas de las cosas que debes estudiar y aprenderte de memoria tienen poco que ver con la arquitectura.

De entrada, suele haber una parte importante de temas puramente administrativos (un tercio o así). La Constitución, leyes varias, etc., que no tienen nada que ver con la profesión pero que te explican el marco legislativo en el que se mueven las Administraciones.

Descubres que existen cosas como la LRJAP-PAC (Ley del Procedimiento Administrativo). O que “la capital del estado es la villa de Madrid”, o que puedes suspender por no saberte la composición del Senado.

También hay una parte enorme de normativa de todo tipo, empezando por el CTE. Pero normativa hardcore, o sea, hasta el punto de saberse diámetros de conductos y cosas así.

Además, suele haber legislación sectorial según del puesto. Tendrás que aprenderte el PGOU de un municipio si opositas a un Ayuntamiento o la normativa propia de las Consejerías, por ejemplo, para los estándares de colegios.

Aún recuerdo una oposición a la que me presenté, en la que me preguntaron por instalaciones obligatorias en colegios de primaria y secundaria y cuya respuesta era “trinquet, galotxeta y frontó”.

Tienes que estar preparado para enfrentarte a toda esta enorme cantidad de información, que te puede resultar aburrida, y para que no se valoren otros aspectos más arquitectónicos.

El temario en las oposiciones de arquitecto está plagado de contenido poco arquitectónico #arquitectura #empleo #oposiciones Clic para tuitear

          Preparador

Si vas en serio, te aconsejo que cuentes con la ayuda de un preparador profesional, una academia, etc. Al menos en alguna fase de tu preparación.

Ten en cuenta que el trabajo tendrás que hacerlo tú, pero te van a dar muchos consejos e incluso temas hechos. Maneras de defender los temas, maneras de escribirlos, recomendaciones para los exámenes tipo test… Muchas cosas.

Y por cierto, los temas son fundamentales.

Por mucho que estudies si tus temas no están muy bien no tendrás ventajas sobre otros candidatos. Aquí se trata de saber todo lo que hay que saber, demostrarlo, y no olvidar que estás compitiendo en ese ámbito con toda la gente que se presenta.

En la convocatoria de las oposiciones de arquitecto se relacionan los temas, pero el contenido debes prepararlo tú (o como te decía comprarlo). Las diferencias entre los temas de distintos candidatos pueden ser abismales bajo un mismo enunciado, y esto es importantísimo.

La elaboración de los temas es importantísima en una oposición de arquitectos #arquitectura #empleo #oposiciones Clic para tuitear

          Tipos de ejercicios

También debes prepararte para hacer distintos tipos de ejercicios y pruebas.

Suele haber ejercicios tipo test de esos en los que cada pregunta fallada resta.

También preguntas más o menos cortas sobre legislación.

Ejercicios consistentes resolver algunos supuestos prácticos aplicando todo el conocimiento que tienes.

El más famoso probablemente sea el de desarrollar un par de temas escogidos por sorteo y luego defenderlos delante de un tribunal (lo que mis padres llamaban “la encerrona”).

En algunos casos tendrás tests psicotécnicos o incluso pruebas físicas (por ejemplo, si te presentas a bombero).

Afortunadamente, en la convocatoria se dice qué tipo de ejercicios te van a poner

          Fase de concurso

La fase de concurso en las oposiciones de arquitecto consiste en acreditar una serie de méritos que puntúan sobre un baremo preestablecido, como pueden ser cursos, experiencia, idiomas, publicaciones, etc.

Ten en cuenta que aquí debe ser todo muy oficial, oficialísimo. Para acreditar cualquier cosa debes presentar el título oficial correspondiente, y algunos no valen.

Para los idiomas, por ejemplo, he visto oposiciones en las que te sirve un título de la Escuela Oficial de Idiomas pero no uno de Cambridge.

Te encontrarás con situaciones curiosas. Por ejemplo que dos o tres cursos de programas informáticos sumen más puntos que un doctorado.

O que personas con gran experiencia como interinos en el puesto al que optan se vean adelantadas por alguien que ha publicado muchos artículos científicos.

Oposiciones de arquitecto concurso

Al final, ¿todo esto vale la pena?

Pues yo no sé decirte sí o no, es decisión tuya.

Me presenté hace años a unas oposiciones (sin prepararlas nada) para ver cómo eran. He tenido muchos compañeros y amigos que han opositado, algunos con éxito y otros no.

He conocido personas que las han sacado a la primera, y otras que se han presentado cuatro o cinco veces. Y algunas más que se han rendido por el camino.

Te diría que si tienes vocación por lo que vas a hacer, es una buena idea intentarlo. Si te gusta mucho la enseñanza, o el servicio público, o incluso hacer valoraciones de inmuebles.

Si no te atrae demasiado ser funcionario, desde luego necesitarás una voluntad de acero valirio para pasar por todo lo que supone opositar. Eso sí, tendrás tranquilidad durante muchos años si lo consigues.

Piénsalo bien. Espero que este post te haya dado algo de información para decidirte o no. Y si estás en ello muchos ánimos.

Los necesitarás. 🙂

Recuerda, tienes una megaguía muy completa y recursos gratuitos para lograr trabajo en nuestro sector en la categoría EMPLEO DE ARQUITECTO.

¿Te has presentado alguna vez a unas oposiciones de arquitecto? ¿Crees que es una buena salida para ti? ¿En qué parte de la Administración te gustaría trabajar?

Gracias por leerme. Que tengas un buen día.

¿QUIERES CONSEGUIR EMPLEO
EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
MINIGUÍA PARA LA PREPARACIÓN DE ENTREVISTAS DE TRABAJO EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA

Deja un comentario