CÓMO PREPARAR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO DE ARQUITECTO

Una entrevista de trabajo de arquitecto debe prepararse. Como todas. La gran mayoría de los procesos de selección incluyen una, y debes acostumbrarte a enfrentarte a ellas si estás buscando un empleo.

Algunas son de dudoso valor, bien porque la decisión final se toma en base a parámetros externos (por ejemplo, recomendaciones), o bien porque no se aprovecha por parte del entrevistador para comprobar lo que realmente interesa comprobar, que es la adecuación al puesto del candidato.

Y ése es precisamente el 90% del factor de éxito en el proceso. La adecuación al puesto. Si piden un arquitecto domador de focas con un nivel C2 de Taushiro, mejor ni lo intentes. Bueno, si se te dan bien las focas y hablar raro, sí.

En todo caso, el hecho de que salga bien una entrevista de trabajo de arquitecto está muy determinado por todo lo que se hace antes de ella, así que vamos a hablar de cómo prepararla y en un próximo post hablaremos de su desarrollo.

Entrevista de trabajo de arquitecto

El contexto de una entrevista de trabajo de arquitecto

Las circunstancias pueden ser muy diferentes a la hora de enfrentarte a una entrevista de trabajo de arquitecto. Puedes aspirar a un puesto en una organización grande, o en un pequeño estudio de dos amigos, o en una empresa familiar… Las condiciones requeridas para el puesto también pueden ser muy diferentes.

Sin embargo, la fase de preparación es similar. Se trata sobre todo de no ir a ciegas, de tener claro el contexto en el que te vas a mover y lo que tú tienes que ofrecer.

Para empezar, debes tener en cuenta cómo has llegado a la entrevista.

Si has accedido a través de tu red construida a base de networking es porque te han buscado o alguien ha pensado en ti. En ese caso, tienes camino adelantado y seguramente tu adecuación al puesto está más o menos afinada.

Si por el contrario estás postulando a una oferta que has encontrado, probablemente habrás pasado una fase previa de selección en base a tu CV o, si tienes suerte, otros elementos de tu identidad empleable. En este caso la adecuación al puesto no está tan clara, aunque debería.

Preparación mental

Dependiendo de las circunstancias, en muchas ocasiones la entrevista se va a celebrar en tu mente antes de llegar el día señalado. Es normal que la preocupación y la ansiedad aparezcan.

Una buena preparación mental te ayudará a estar en mejores condiciones ese día y a saltar al terreno de juego sin desventaja inicial.

De entrada es bueno prepararte para encontrarte entrevistas poco efectivas, porque a veces es lo que vas a ver. Desde que te hagan preguntas fuera de lugar, hasta que la entrevista sea de 3 minutos para cubrir el expediente o que cueste llegar a comprobar si lo que ofreces se adecúa a las necesidades del empleador.

Estas cosas ocurren, y si es el caso debes mantener la calma y gestionar tus emociones adecuadamente. Mostrar impaciencia o enfado te va a perjudicar, trata de evitarlo (salvo si la situación cruza alguna línea roja, claro).

La mayoría de las veces no hay mala intención, simplemente la persona que te entrevista no tiene muy claro cómo hacerlo y no da con las claves para determinar lo importante: la adecuación al puesto.

El reto mental principal en una entrevista de trabajo es gestionar la ansiedad y tener una buena actitud. Sobre todo, mostrar confianza. No estés pensando continuamente que la puedes fastidiar, eso se nota.

El reto mental principal en una entrevista de trabajo es gestionar la ansiedad #coaching #arquitectura Clic para tuitear

Actuar con seguridad implica un trabajo de mentalización previo, y no se reduce sólo a hablar. El lenguaje corporal y el tono son importantes.

Intenta transformar un interrogatorio en una conversación, al menos dentro de tu cabeza. Algunas técnicas de respiración pueden ayudarte a relajarte. Por ejemplo, ¿has utilizado alguna vez la respiración diafragmática?

Conocimiento de la organización

Si conoces el entorno en el que te vas a mover, tendrás mucho ganado.

Debes conocer la organización para la que te postulas. Misión, visión, valores, actividad, estructura, equipo humano… Todo eso demuestra interés y preparación, y te pone en una posición de cierta igualdad respecto al entrevistador.

Si optas a un puesto que implique proyectar, ¿sabes qué tipo de arquitectura hace el estudio?

En una entrevista, debes conocer la organización para la que te postulas #coaching #arquitectura Clic para tuitear

Por ejemplo, es útil conocer si tu propósito está alineado con el de tu empleador. Te ayudará a crear empatía.

También debes saber los requisitos y necesidades reales para el puesto. A veces esto no está tan claro. Primero, porque puede que hayas llegado a la entrevista sin pasar por ninguna oferta. Segundo, porque algunas ofertas no explican con concreción qué se necesita.

Existen ofertas genéricas que no dicen mucho, aparte de pedir experiencia o dominio de programas.

Conociendo la organización y su trayectoria te podrás hacer una idea de qué se va a valorar más: habilidades (dinamismo, independencia, trabajo en equipo, red de contactos…), conocimientos (idiomas, una certificación…), etc.

Sabiendo qué se va a valorar podrás comprobar si tu propuesta de valor se adecúa a ello, e incluso modularla (que no transformarla) para alinearla con lo que te van a pedir.

Internet nos proporciona muchísima información sobre estos aspectos. Mira la web de la organización y haz un poco de labor detectivesca.

Esto te servirá también para saber qué personas trabajan allí. Así podrás tener una idea de sus valores y trayectoria e intentar saber quién te va a entrevistar y quién va a tomar la decisión final (a veces son personas diferentes).

Tal vez lo averigües mirando perfiles en LinkedIn, y si no, puedes preguntar.

Empleabilidad de un arquitecto

Preparación de los elementos de tu identidad empleable

Es momento de sacar a pasear por ejemplo esa propuesta de valor personal que tienes preparada desde que empezaste a buscar empleo.

La entrevista de trabajo es buen momento para sacar a pasear tu propuesta de valor #coaching #arquitectura Clic para tuitear

En una entrevista de trabajo de arquitecto, si logras comunicarla de manera potente y demostrar que cubre las necesidades de la empresa, tendrás éxito.

Para ello, recuerda los puntos principales de tu propuesta. También está bien que seas capaz de relatar brevemente algunos logros relacionados con ella. Seguro que te los sabes, pero ¿puedes transmitirlos sintetizando y sin aburrir a las ovejas?

Hazte una tabla con las necesidades del puesto y de la organización en una columna, y cómo tu propuesta de valor puede satisfacerlas en otra columna. Las hojas de trabajo y check-list que te ofrezco en la miniguía para preparar entrevistas de trabajo de arquitecto te ayudarán.

También puedes trabajar tus debilidades. Las has analizado en tu DAFO personal, y sabes cómo ponerte a solucionarlas, así que eso lo tienes claro si alguien te lo pregunta.

Tu elevator pitch te sacará de algún que otro apuro, y tener un relato personal un poco más emocional y relacionado con tu propósito te dará un elemento diferencial a la hora de comunicar.

¡Ah!, ¿sabes a qué salario aspiras? ¿Y tienes un mínimo a partir del cual no vas a bajar?

Todo eso lo puedes tener más o menos preparado, y te dará unos pilares básicos sobre los que asentar tu confianza.

Si la entrevista se descontrola, siempre podrás volver a encauzarla recordando los elementos básicos de tu identidad empleable y volviendo a ellos de manera sutil.

Una buena preparación facilita el desarrollo de la entrevista de trabajo

Si vas con los deberes hechos tendrás mucha más confianza y posibilidades de que todo salga bien.

Aun así, siempre puede pasar que luego escojan a otro candidato, pero que no te eliminen por falta de preparación y que puedas quedarte con la sensación de haber hecho un buen trabajo.

Incluso, el entrevistador agradecerá tener delante a alguien preparado y que sabe a lo que va. Te lo digo por experiencia propia al haber entrevistado a bastante gente. Es una manera de que la entrevista sea mucho más efectiva y provechosa para las dos partes.

Para ordenar y clarificar todos los pasos puedes descargar gratuitamente mi

MINIGUÍA PARA LA PREPARACIÓN DE ENTREVISTAS DE TRABAJO EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA

Incluye hojas de trabajo que puedes usar y un check-list para que no se te olvide nada.

Puedes visitar el siguiente artículo en el que hablamos sobre el desarrollo en sí de la entrevista de trabajo de arquitecto y sobre algunas preguntas recurrentes y patrones que se repiten. Aquí: Cómo superar una entrevista de trabajo para arquitectos.

Tienes una megaguía muy completa y recursos gratuitos para lograr trabajo en nuestro sector en la categoría EMPLEO DE ARQUITECTO.

Y ahora, me gustaría que me comentaras tu opinión aquí abajo.

¿Te preparas para la entrevista de trabajo de arquitecto? ¿Qué es lo que más te cuesta para afrontarla? ¿Estudias a tu posible empleador? ¿Tienes algún consejo que puedas compartir con los demás?

Gracias por leerme. Que tengas un buen día.

¿QUIERES CONSEGUIR EMPLEO
EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
MINIGUÍA PARA LA PREPARACIÓN DE ENTREVISTAS DE TRABAJO EN EL MUNDO DE LA ARQUITECTURA

Deja un comentario